Una granja con mucha historia

El centro de actividades ecuestres Granxa do Souto, ubicado en los extramuros del Pazo do Souto, se encuentra a orillas del río Mera, a pocos kilómetros ya de su desembocadura. La familia Pita, propietaria del pazo y la granja desde principios del siglo XVI, potenció el desarrollo de la ganadería y agricultura en la comarca del Ortegal. En 1981, Manuel Vierna Pita, se establece en el valle de Mera y recupera la granja de sus antepasados, convirtiéndola en una de las explotaciones lecheras más relevantes de Galicia.

Fue en el año 1999 cuando la granja abandona la actividad lechera y se transforma en el centro de actividades ecuestres que, año tras año, se ha convertido en uno de los lugares más emblemáticos para la práctica de los deportes y el turismo ecuestre en nuestra comunidad autónoma. Son los campamentos de verano sin lugar a dudas la actividad más exitosa de entre todas las realizadas en nuestras instalaciones, gracias al cariño por el medio natural y por los caballos que el propietario es capaz de transmitir a niños y niñas siempre fomentando un verdadero ambiente de respeto y compañerismo.